Cuaderno deaprendizajes

El blog de Resulta2

Directivas y directivos asertivos: 6 técnicas para poner la asertividad en práctica en una discusión

técnicas asertividad discusión

Una de las situaciones más complicadas en las que lidiar en el trabajo, y en cualquier situación de la vida, son las discusiones. Saber defender nuestras opiniones de forma clara y hacerlo de forma tranquila y sin herir o perjudicar a los demás, a veces no es tarea fácil. Gestionar esta situación de una manera favorable para nosotros y para nuestros equipos implica poner en práctica una habilidad clave: la asertividad.

La asertividad se define como la habilidad de expresar nuestras opiniones, ideas, necesidades y sentimientos de forma consciente (es decir, dándonos cuenta de lo que estamos diciendo), de forma clara ( no te vayas por las ramas) y honesta (nada de mentir) sin herir o perjudicar a los demás.

La asertividad va de la mano de la autoestima. Sí, como lo oyes, de la autoestima. Porque es una habilidad social íntimamente ligada al respeto y cariño por uno mismo, y por ende, al respeto hacia los demás. Si no sabes si eres o no una persona asertiva, descúbrelo en nuestro test de asertividad. Por suerte, como todas las habilidades sociales, así como la autoestima, es una habilidad que se entrena.

¿Por qué es importante desarrollar la asertividad si eres directivo/a?

Los sectores evolucionan, y lo hacen de forma vertiginosa. Hay mucha mayor competencia y es algo que viven tanto las empresas como las personas que las componen. Por eso desarrollar las habilidades o softkills es tan importante en entornos de trabajo VICA. En concreto, la asertividad te permitirá:

  • Mejorar tus habilidades de negociación en un estilo win-win.
  • Mediar y facilitar el logro de acuerdos.
  • Convertir un enfrentamiento en resultados positivos tangibles.
  • Desarrollar una comunicación eficaz.
  • Fomentar escucha activa.
  • Crear relaciones laborales positivas.

 

asertividad discusión

6 técnicas de asertividad para discusiones

Hoy en blog queremos daros hablaros de algunas técnicas que tal vez os sean útiles a la hora de discutir de manera constructiva. Pero lo más importante es encontrar la respuesta asertiva con la que te sientas más cómodo/a, que no suponga hacer o decir algo que no vaya contigo.

1. Técnica del disco rayado o disco roto

Se trata de repetir tu punto de vista una y otra vez, de forma calmada. Nada de entrar en discusiones ni provocaciones que te pueda hacer la otra persona. Tú sigue repitiendo tu punto de vista sin atacar a la otra persona. Incluso, puedes darle la razón en algunos aspectos, pero volviendo a insistir en tu argumentación una y otra vez hasta que la otra persona se convenza o se dé cuenta que no va a llegar a ningún lado con sus ataques.

2. Banco de niebla o técnica de la claudicación simulada

En resumen, es darle la razón al otro en lo que consideres cierto de sus críticas (porque tal vez algo de razón haya), pero negándote a entrar en discusiones mayores. ¡Ojo con el tono! Es importante que tu tono sea tranquilo y reflexivo, escuchando realmente lo que te dice el otro. Porque si te pones tajante o despreciativo puedes generar agresividad.

3. Aplazamiento asertivo

Dos no discuten, si uno no quiere.

Cuando te sientas abrumado por la situación o no tengas una respuesta clara y rápida, está técnica te será muy útil. Se trata de aplazar tu respuesta hasta que os sintáis  (tanto tú como la otra parte) más tranquilos y capaces de responder correctamente. 

Un ejemplo sería: «Ahora no puedo responderte, si te parece mañana hablamos con calma de ello»

Es posible que la otra persona no se dé por vencida e insista, así que vuelve al estilo disco rayado y repite la frase hasta que se canse de insistir.

4. Técnica para procesar el cambio

Esta técnica es muy útil cuando la conversación/discusión va subiendo de tono y ves que no va a llevar a ningún lado. Consiste en salir fuera del contenido de la discusión y exteriorizar lo que está pasando en este momento, como si nos viéramos desde fuera. Es una técnica que no suscita agresividad y ayuda tanto al que la emite como al que la recibe.

Esta técnica es todo un reto porque en lugar de defendernos nos invita a mantenernos calmados, darnos cuenta de lo que ocurre y reconocer nuestra parte de culpa.

«Llevamos más de media hora con lo mismo y estamos entrando en reproches y acusaciones que no nos aportan nada constructivo. Creo que estamos muy cansados y  ninguno se siente a gusto con este tono, ¿Qué tal si retomamos el tema principal de forma más calmada?»

5. Técnica del acuerdo asertivo

Es muy parecida a la del banco de niebla, pero va un poco más allá. Es muy útil en situaciones en las que el otro tiene razón en estar molesto con nosotros – así que admitimos la crítica – pero no estamos de acuerdo en las maneras de decirlo. Si se aplica varias veces con las personas que tienden a generalizar podremos evitar el que nos etiqueten. Porque no es lo mismos «hacer» algo mal, que «ser» mal profesional.

«Siento no haber tomado nota de la llamada, normalmente siempre tomo todos lo datos. Haré todo lo posible para que no vuelva a suceder.»

6. Técnica de la pregunta asertiva

Y por último la pregunta asertiva. Al principio de este artículo te contábamos lo unida que está la asertividad con el respeto y el cariño por uno mismo, y por el otro. Pues esta técnica consiste en pensar bien de la persona que nos está haciendo la crítica y dar por hecho que su intención es buena (aunque no lo sea).

Consiste en preguntarle al otro sobre sus argumentos y en qué quiere que cambiemos y así obligarle a especificar más. Ni nos defendemos, ni atacamos a nuestro interlocutor. Simplemente nos limitamos a preguntar. Si la crítica es malintencionada, pronto se quedará sin argumentos. Pero si está fundamentada puede que nos ayude a mejorar nuestra conducta.

Esperamos que estas técnicas os sean de utilidad para afrontar discusiones o críticas de forma asertiva. Y si quieres, desde Resulta2, podemos asesorarte y acompañarte a ti y a tu empresa en el entrenamiento de habilidades directivas para alcanzar la excelencia que buscas.

Descubre algunos de nuestros clientes y testimonios de directivos/as

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario