Cuaderno deaprendizajes

El blog de Resulta2

Mujeres directivas. Barreras y beneficios empresariales

mujeres directivas

La proporción de mujeres en cargos directivos está creciendo considerablemente en todo el mundo. Pero aún queda mucho camino por recorrer. Según el estudio «Las mujeres en la gestión empresarial» realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 60% de las casi 13 000 empresas encuestadas, tiene menos del 30 % de los puestos directivos y de los ejecutivos de alto nivel ocupados mujeres.

Los beneficios empresariales derivados de la igualdad de género y la diversidad crecen cuando se desarrolla una cultura inclusiva. Eso sí, para que dé sus frutos se requiere una masa crítica de al menos un 30 % de mujeres en puestos directivos, y por desgracia, la mayor parte de las empresas no alcanzan este grado de diversidad de género.

¿Por qué hay pocas mujeres en cargos directivos?

La casuística en muy variada, pero hay tres factores fundamentales que queremos destacar.

La fuga de talento femenino

La fuga de talento femenino, o Leaky Pipeline como se conoce en inglés, se ve representada en la disminución de mujeres a medida que se asciende en el escalafón corporativo, dando lugar a la perpetuación de la dominación masculina a nivel directivo y en los consejos de administración. ¿Los principales motivos?  Dificultades para conciliar vida familiar y vida laboral o la falta de corresponsabilidad en los cuidados y le hogar

El techo de cristal

El techo de cristal es una barrera invisible, muy difícil de sobrepasar, que dificulta que las mujeres, a pesar de tener la misma cualificación y méritos que sus compañeros, accedan a los altos puestos de poder de las organizaciones y las empresas.

Roles de género

Además muchos puestos directivos son objeto de segregación por género. Por ejemplo, encontramos más mujeres directivas en áreas funcionales de apoyo, como recursos humanos, comunicación o administración, mientras que son los hombre quienes ocupan mayoritariamente funciones que consideradas estratégicas, como I+D o  contabilidad; puestos que, por lo general, facilitan en acceso a la dirección general y al consejo de administración.

Beneficios de la diversidad de género en cargos directivos

Cada vez hay más estudios e informes que ponen de manifiesto que formar equipos directivos donde predomine el equilibrio de género y la diversidad se traduce en resultados empresariales positivos. Algunos de los beneficios son:

Mayor rentabilidad

Tres de cada cuatro empresas que han promovido la presencia de mujeres en cargos directivos han registrado un aumento del 5% al 20% en sus beneficios , según el estudio de la OIT mencionado anteriormente.

Aumentan la innovación laboral.

La innovación y la creatividad van de la mano, y cuantos más puntos de vista y variedad de perspectivas, más fácil y rápidamente se encontrarán soluciones creativas para los nuevos retos empresariales.

Mejoran la gobernanza y el clima laboral.

En general, las mujeres tienden a relacionarse más desde la empatía, la confianza y la cooperación, es decir, un estilo de dirección colaborativo. Éste estilo, aunque no es perfecto, sí que suele tener cierta predisposición a la comunicación y el feedback, lo que contribuye a la resolución de conflictos y a facilitar un buen clima laboral.

Mejora de la imagen corporativa

Una empresa con poca o ninguna representación de mujeres en sus puestos directivos y en sus mandos intermedios, habla por sí sola y proyecta una imagen negativa tanto de forma interna como externa.

mujer dirección equipos

 

La igualdad de género en las empresas no es una opción. Por suerte, ya son cada vez  más las que ponen en marcha medidas que favorecen la participación equilibrada de mujeres en sus plantillas, a todos los niveles. Y desde Resulta-2 queremos acompañarlas en su transformación de la cultura empresarial, también desde la perspectiva de género.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario