El Blog de Resulta2


El team building ha muerto, descubre el team growing

Por Resulta2 Publicado el 11/9/2019 · Añadir comentario · Categoría: Actualidad

Olvida todo lo que habrás escuchado en multitud de conferencias. El teambuilding ha muerto. Por fin muchas empresas se han dado cuenta de que no hay que buscar a los/as mejores, no los hay. Idealizar es el primer error. Creer que por juntar en un mismo equipo a varias personas que han demostrado estar capacitadas y tener talento se va a tener éxito, el segundo. El resultado de un grupo no es la suma de sus partes. Es hora de pasar a hablar de team growing.

team growing

Teambuilding es un concepto erróneo desde la base. Como hemos dicho en anteriores entradas, personas que trabajan muy bien en solitario o que han conseguido llevar a equipos a cumplir con retos ambiciosos, no tienen por qué funcionar bien en el grupo que estemos proyectando. Hacer equipo no se trata de ir poniendo ladrillos, no.

Team building, o una forma de teamicidio

Los autores Tom DeMarco y Timothy Lister, en su obra Peopleware: Productive Projects and Teams, propusieron terminar con el concepto team building. Hablaron de teamicide, suicidio del equipo. Seguro que más de una vez te has encontrado con un equipo que tenía muy buenos resultados y una buena relación entre cada miembro y, de repente, sin previo aviso, desapareció. El entorno es cambiante. Puedes seguir con tu metodología, con la misma gente, con las mismas ganas de cumplir unos objetivos… y acabar, aún así, mal. No podemos controlar ciertos eventos externos, pero sí gran parte de lo que ocurre internamente. El no cambiar porque algo va bien tenemos que dejar de asociarlo a estabilidad y garantía de éxito, y empezar a ubicarlo en paralelo al conformismo y a la falta de crecimiento. Que no la notes no significa que no exista.

No se trata de construir…

El team growing nos remite a otra cuestión, frente al antiguo concepto de team building. Este concepto parece trasladarnos a algo más abierto, que puede tomar formas más variadas, mientras que team building viene de construir. ¿Qué ocurre cuando se construye? Se parte de unos planos llenos de detalle que son seguidos con atención. Cada pilar, cada elemento arquitectónico, tiene una función. El uso final es lo que podemos intercambiar. Un antiguo teatro puede acabar siendo un cine, o un cine un centro comercial.

¿En qué momento se nos ocurrió comparar esto con una empresa? En las empresas, las «estructuras» son más dinámicas, hay que atender las demandas de los entornos VICA. Las personas pueden ir moviéndose de un departamento a otro. Viene gente nueva. Algunas personas se irán. Entran nuevas metodologías. Nos valemos de nuevas tecnologías que nos permiten automatizar procesos, o acelerarlos. La Dirección ya no es lo de antaño, y se delegan responsabilidades.

La rigidez, un mal presagio

Trabajar desde el team building nos puede llevar al teamicidio: un/a jefe/a que no tiene confianza en el equipo y es demasiado directivo, mucho papeleo o burocracia, multitarea, plazos difíciles o imposibles de lograr, control rígido, etc.

No podemos creer que estamos haciendo team growing por aceptar sugerencias nuevas por parte de los miembros del equipo si luego estas se convierten en tareas (trabajo extra) para la persona que las propuso, y son controladas en plazos y forma. Esto no es team growing. Es… otra cosa.

Invierte en team growing

Team growing es reconocer a las personas que componen tu equipo como… personas.

Dicho así no parecerá algo revolucionario, pero lo es. Supone reconocer que tienen sus intereses por encima de los de la empresa, y buscan cumplir con los de la empresa si estos pasan por su «filtro». Deben sentir satisfechas sus necesidades de logro/reconocimiento y de crecimiento. Si no, no esperes que se queden mucho en tu organización.

Con el team growing, nos aseguramos de que no se sientan anclados. La empresa avanza, y ellos y ellas, también. Se trata de brindarles recursos nuevos si se les asignan nuevas responsabilidades, proveerles de plataformas en las que puedan manifestar su opinión y visión, darles crédito cuando expongan que saben hacer algo en lugar de dudar y establecer un serio control. Junto a esto, se deben establecer estrategias para mantener al equipo motivado, y trabajar la seguridad en sí mismo/a de cada miembro del equipo, así como sus soft skills.

En Resulta2 realizamos todo tipo de talleres que harán lograr mejorar la productividad y la positividad de tus equipos, mediante jornadas muy personalizadas a tus objetivos y necesidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *