la historia del nido de abejas para emprender

James Hutchon tuvo la inspiración una tarde de verano. Mientras escuchaba su programa de radio favorito, se enteró de que había un problema grave con las abejas. Muchos oyentes comenzaron a llamar a la emisora para contar que en sus jardines las abejas apenas podían volar. El motivo es que estaban muy cansadas, ya que había descendido la población de abejas durante los últimos años por influencia del cambio climático. Por esa razón, las abejas que sobrevivían estaban cargadas de trabajo y su rendimiento era menor. Estas circustancias llevaron a James a estudiar el problema, y pensó que quizás facilitando el descanso de las abejas, y dándoles la oportunidad de descansar y beber agua azucarada, podrían reponer fuerzas.

James era un conocedor del diseño y un amante de la naturaleza. Con la combinación de estas dos aficiones, diseñó un nido funcional (parecido a una caja de cerillas) donde la abeja podía descansar y alimentarse. Además, lo diseñó de tal manera que el agua de lluvia no podía entrar en ese nido ni licuar el néctar que habían preparado para ellas.

El paso siguiente fue comercializar ese producto. Afrontó una inversión de once mil euros y lanzó una campaña de concienciación medioambiental a sus paisanos británicos. En tan solo dos días, Hutchinson vendió más de 5000 nidos a 45 euros la unidad. Puso a su invento el nombre de Bee Stataton y el negocio a día de hoy no para de crecer.

¿Qué te inspira la historia? ¿La idea del protagonista surge de una necesidad o de un capricho suyo? ¿Qué habilidades supo identificar el protagonista para usar a su favor en el proceso? ¿Se te ocurren habilidades y herramientas tuyas que puedan favorecer un proyecto emprendedor?

Solo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias y las crea si no las encuentra. G. Bernard Shaw

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de liderazgo, innovación y emprendimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

 

 

Etiquetado con →