innovación y creatividad en la empresa

Para muchas empresas, la innovación y la creatividad se están convirtiendo rápidamente en un asunto de supervivencia económica. Esa conexión entre la supervivencia económica y la creatividad es relativamente nueva. Comenzó con la revolución industrial.

Un poco de historia de la innovación y la creatividad

Hasta mediados del s. XIX, la supervivencia para la mayoría de la población mundial dependía de poseer tierras o tener acceso a ellas. La mayor parte de la gente vivía en zonas rurales y dependía de la tierra para obtener ingresos y alimento. Durante la revolución industrial la condición esencial para la supervivencia cambió del acceso a la tierra para cultivar alimentos al acceso a un salario para comprarlos. Miles de personas dejaron su trabajo en el sector agrícola para emplearse en fábricas. La competencia por la supervivencia en la economía industrial consistía en encontrar un trabajo asalariado. El dinero paso a ser la posesión que determinaba la supervivencia.

Inicialmente los que más ganaban eran los que físicamente podían trabajar más. Poco a poco, al cambiar la naturaleza del trabajo, el conocimiento reemplazo al trabajo manual como artículo más valioso. Se privilegió la educación y el conocimiento se convirtió en el trampolín hacia la creatividad y la innovación. Este era el nuevo camino hacia la riqueza.

La segunda guerra mundial significó un estímulo aún mayor para las actividades creativas. Para enfrentar amenazas a la supervivencia física, se fomentó un nuevo torrente de innovación.  Este periodo engendró una cantidad importante de nuevas tecnologías tales como los radas, los sistemas de comunicaciones, el motor a reacción y la energía nuclear.

Durante las dos décadas siguientes a la guerra, en la economía industrial la competencia fue básicamente nacional, Gradualmente, las innovaciones en la tecnología del transporte y las comunicaciones permitieron a las empresas de distintos países competir entre si. Para 1970, la competencia económica paso a ser internacional y para 1980 fue global. La supervivencia ya no era una cuestión local.

Obreros en los EEUU comenzaron a competir por empleos fabriles con obreros de Mexico. Cuando la rivalidad económica llego a una escala internacional se liberaron nuevas corrientes de creatividad. En consecuencia, hemos tenido más avances tecnológicos en los últimos 50 años de civilizaciones occidental que en toda la historia precedente.

El conocimiento empresarial

El economista francés Georges Anderla, de la Organización para al Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)., estimó en 1973 que la humanidad estaba duplicando su conocimiento cada seis años. Calculó esto suponiendo que los hechos científicos conocidos en el año 1 D.C representaban una unida de conocimiento colectivo humano. Calculó que llevó hasta el año 1500 duplicar este conocimiento. Se duplico nuevamente en 1750, 1900, 1950, 1960, 1967 y 1973. El doctor Jacques Vallée estimó que el conocimiento global está duplicándose cada 18 meses.

En lo concerniente a las empresas, el crecimiento exponencial en conocimientos brinda innumerables oportunidades para crear nuevos productos y desarrollar nuevos negocios. El límite para esta expansión es la capacidad creativa e innovadora de la fuerza laboral. Cada vez más, las empresas están dándose cuenta que la creatividad de su gente es su activo más importante para la expansión.

El gurú empresarial Peter Drucker afirma que

Richard Gurin, presidente de Binney & Smith está en sintonía con Peter:

“Luego de una larga carrera empresarial, he estado comprobando con creciente preocupación, que el problema básico del ambiente empresarial norteamericano es la crisis de creatividad”

Y Walt Disney consideraba a la creatividad tan importante que le pagaba a su personal creativo más de lo que se pagaba a si mismo.

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de innovación, creatividad, productividad y positividad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

Etiquetado con →