Si vas a por ello puedes equivocarte, puede costarte el coche, un par de dientes, el próximo ascenso, puede que haga frío, puede que te hagas daño, puede que pierdas la cabeza, las formas, la legalidad, puede suponer el ridículo, el desprecio, o la soledad, pero si vives como tu quieres hasta las últimas consecuencias, quizá, y solo quizá llegues a ser quien eres.

Excelente anuncio. Muy motivador.