La capacidad de iniciativa no es algo que nos venga de serie, sino algo a trabajar. Hoy te contamos cuáles son las claves para desarrollarla.

capacidad de iniciativa

A lo largo de nuestra vida vivimos experiencias en distintos ambientes, que pueden modelar nuestra forma de actuar. Además, son muy importantes la educación recibida y nuestra personalidad. Hay quienes parecen tener siempre una buena idea en mente y, lo más importante, habilidades para emprender y hacer que esa idea se materialice. Una idea no es nada si no se consigue encontrar el camino para que se constituya en un proyecto viable.

Uno de los pasos en un contexto de equipo para que una idea llegue a buen puerto es no guardársela para sí. Por eso, la capacidad de iniciativa irá en paralelo a nuestras habilidades de comunicación. Ocurriría lo mismo si no se tratase de un equipo, y buscásemos lanzar nuestra idea al mundo. ¿No se habla siempre de la importancia de los contactos? Pues eso 😉 El networking nos daría mucho juego.

Sueños, metas y capacidad de iniciativa

Nos gusta lo que significa la palabra éxito. Nos gusta pensar que podemos obtenerlo en nuestra vida personal y profesional. Lo asociamos a cosas agradables: valoración, autorrealización, superación, una casa más grande o viajes más lejanos. Cada persona tiene su idea de lo que significa el éxito, y puede no corresponderse con altas expectativas, sin caer tampoco en el extremo del conformismo.

Ahora bien… la clave del éxito es la ACCIÓN. Si quieres un trabajo, necesitas haber echado un curriculum; si quieres ver esas vistas increíbles, tendrás antes que escalar la montaña; si quieres aprender un nuevo idioma tendrás que apuntarte a clases o diseñar un plan que te facilite ser autodidacta.

La acción es la auténtica productora de cambios. Marca la diferencia entre sueños y metas, y la capacidad de iniciativa media en ello.

desarrollar iniciativa

Claves para desarrollar la iniciativa

  • Busca las oportunidades de crecimiento, piensa en tu trabajo e identifica debilidades y fortalezas.
  • Cuestiona tus dudas en cuanto a tu competencia. Rememora situaciones difíciles que hayas conseguido abordar adecuadamente.
  • Comparte tus ideas con tu equipo, aunque no estén del todo “pulidas”.
  • Si se busca en la empresa personas voluntarias para una tarea, muestra tu ofrecimiento. Es importante que busques formas de trabajar la motivación intrínseca, piensa en los conocimientos que podrás obtener.
  • ¿Necesitas ayuda? Cuenta conmigo”. Se trata de algo muy sencillo, y muy importante para la capacidad de iniciativa. No es igual resolver un reto a solas que pensar que, si se tienen problemas, se contará con apoyos. ¡Otras personas están en la misma situación que tú! ¿Por qué no crecer junt@s?

Algunas de las claves dadas para aumentar la capacidad de iniciativa son útiles también para quienes lideran la empresa. ¿Es ese tu caso? Añadiremos otro consejo: promueve una estructura menos jerárquica en la empresa. ¡Ayudará a la motivación intrínseca de cada miembro del equipo!

Si deseas acelerar el cambio, y sueñas con la transformación de tu empresa…

ACTÚA. Tenemos programas para que tu organización llegue aún más alto.

¿Quieres potenciar la iniciativa en tu empresa?

Entonces, el tuyo es este: Programa GroWin´