Una breve historia:

Un hombre, perseguido por un tigre hambriento, se dio la vuelta para enfrentarse a él y le gritó: ¿Por qué no me dejas en paz? El tigre le replicó: ¿Por qué no dejas tú de parecerme tan apetitoso?

Cuando dos personas se comunican (o en este caso un hombre y un animal) siembre hay más de una única perspectiva. Sin embargo, a veces no nos percatamos de este hecho porque no vemos más allá de nuestras narices.

puntos de vista diferente

Nunca te compares con otros, nunca sabes lo que pueden estar pensando…