Una de las máximas en innovación es que la inteligencia colectiva es siempre superior a la individual.

Por muy capaces que nos sintamos, siempre seremos mejores si sumamos a otros. Por ello la innovación no es un proceso individual, más propio de la invención, sino un proceso colectivo, de complementariedades.

Cuesta encontrar ejemplos donde empresas innovadoras sean propiedad intelectual de un individuo. Puede que uno u otro sean más conocido, pero lo mayoritario es que sean al menos 2 o 3 los que conforman el equipo innovador.

Hay un frase que dice “si quieres ir rápido ves sólo, pero si quieres llegar lejos ves en compañía” y en innovación nada es más cierto.

Algunos ejemplos que argumentan esta afirmación.

  • Aproximadamente el 75% de los experimentos alrededor de la innovación no producirán un claro avance, por lo  tanto, lo mejor es aprender del resultado ¡y compartirlo con otros!
  • Aproximadamente el 90% de las innovaciones que han tenido éxito, lo han tenido en un “lugar” diferente al que inicialmente apuntaban.

Y la fuente no es nuestra, es de Innosight; Amar Bhide; Barton

Si estas son las realidades de la innovación, lo único que podemos hacer para acelerar el proceso de aprendizaje y maximizar los esfuerzos es ¡compartir!

Por ello la humildad es tan importante en la innovación, pues estamos permanentemente desaprendiendo y aprendiendo de nuestra experimentación y de la de otros.

Y cuando decimos compartir, en muchos casos también nos referimos fuera de la esfera del equipo de proyecto. Por ejemplo, cuando tenemos la idea concretada en un “pretotipo” (un prototipo de un prototipo) y lo compartimos con clientes, con proveedores y en general con personas de nuestro entorno podemos observar sus reacciones y con ello aprender qué tenemos que modificar. Esa es una de las claves en una de las metodologías de la innovación, el Design Thining, pero no es exclusiva de esta ☺

pretotipo innovacion

Muchas veces, cuando exponemos este concepto de compartir en sesiones con clientes, nos encontramos con reacciones del tipo:

  • “Pero si comparto la idea es probable que me la copien”
    “Pero si comparto un aprendizaje con otros entonces ¿qué gano yo?”

Pero, ¿qué pasa si no compartes? El fracaso puede ser monumental y carísimo.

Además, si compartes la idea y alguien se siente estimulado a copiarte …. ¡es un gran síntoma de que vas en la buena dirección! Así que no permitas que te adelanten. ¡Tú llevas ventaja!

¿qué te parece? ¿compartes lo suficiente?

Fran Chuan

Socio-Director de Dícere Global

cultura de innovacion articulos