disfunciones equipo

Hoy en día cada vez oímos hablar más sobre el trabajo en equipo, y de la importancia que tiene en los resultados de las organizaciones. Pero cuando nosotros nos encontramos en un equipo, ¿de verdad aportamos todo lo que podemos?

Por lo general, y si somos honestos, la respuesta es NO. Los seres humanos tendemos a preocuparnos primero por nuestros propios intereses y después por los del resto. Además no suele gustarnos compartir nuestros éxitos, por lo que tendemos a callarnos las ideas brillantes que todos tenemos, para utilizarlas en nuestro beneficio propio, y no en el común.

El trabajo en equipo ha sido fundamental siempre, pero hoy en día se esta promoviendo mas que nunca, y si de verdad queremos alcanzar el éxito individualmente, primero tenemos que llegar a ser exitosos en grupo, y para ello hay que evitar las 5 disfunciones que cita Patrick Lencioni limitantes en la efectividad de un equipo.

Éstas pueden ser erróneamente interpretadas como cinco asuntos tratables aisladamente. Pero, en realidad, constituyen un modelo interrelacionado en el que un fallo en cualquier de los cinco puede llevar al fracaso del equipo en su conjunto.

El primer factor que afecta de forma directa a un equipo es la confianza, y la ausencia de la misma deriva en el resto de las 4 disfunciones. Para generar confianza en un equipo lo primero que debemos de saber, es que todos somos vulnerables, y el hecho de que todos tengamos dudas y debilidades aporta y suma al equipo.

Un segundo factor es el temor al conflicto. La armonía aparente no conduce a nada. Con esto queremos decir, que si hay problemas, dudas o queremos realizar cualquier tipo de consulta, no debemos callarnos por el mero hecho de que lo que vayamos a decir vaya a chocar con otras personas, ya que este “conflicto” va a aportar mucho mas al grupo que fingir que todo va bien.

El tercero es la falta de compromiso. Lo primero que debemos saber, es que la ambigüedad solo aporta parálisis en la toma de decisiones y el trabajo en equipo. El no ser proactivos dentro de un equipo no solo perjudica al equipo, sino también a nosotros mismos.

Un cuarto factor que debemos tener en consideración es la evitación de responsabilidades. Este es otro fallo que se suele cometer en el trabajo en equipo, cuando conseguimos un éxito siempre es común, pero cuando hay un fracaso tendemos a culpar al que tuvo la idea. Para evitar esto, hay que conseguir que todos los miembros se sientan implicados, y que se corresponsabilicen de las decisiones tomadas, tanto para bien, como para mal.

El quinto y el ultimo factor a considerar, es la falta de atención a los resultados. Un equipo que quiere tener éxito debe de tener claro cuales son sus objetivos, y organizarse para conseguirlos de forma común. Todos los miembros del equipo deben de dejar al un lado sus intereses comunes y pensar en el equipo.

Como vemos, trabajar en equipo es mucho mas difícil de lo parece a primera vista. Hay muchos factores que rodean el trabajo en equipo que pueden dar al traste con toda la labor. Para evitar que los 5 factores nombrados anteriormente afecten a nuestro equipo, el factor clave que debemos potenciar y proteger es la confianza, ya que esta es la base y el pilar de un equipo prospero y efectivo.

En Resulta2 somos expertos en generar equipos alineados, productivos y positivos con una metodología propia y en un solo taller, es lo que llamamos Fórmula R, Equipos con Relaciones y Resultados Extraordinarios. Más info aquí.