En el anterior post hablábamos de la importancia de los conceptos, los métodos y las herramientas. Y concluimos con la petición, de que eligieras los que eligieras, comenzaras con versiones sencillas y simples. Así de fácil.

En lo referente a los primeros pasos, y en realidad siempre, en la innovación, lo crucial es manejar la complejidad.

caminos de la innovacionLo complejidad suele ser la suma de diversos elementos que,  tomados de uno en uno, suelen ser muy simples. Por tanto si somos capaces de desmontar dicha complejidad nos encontraremos ante elementos, retos, acciones o experimentos que son asequibles. O sea, lo que inicialmente nos parecía improbable de conseguir, e incluso puede que imposible … se ha convertido en muy probable.

Pues bien … y aquí viene la traca, resulta que estadísticamente 3 de cada 4 experimentos de innovación que probemos, no nos darán un resultado que podamos valorar de éxito. Es decir, que lo único que nos quedará de esa multitud de experimentos “fallidos” es obtener aprendizaje.

Si a esto le sumamos que además 9 de cada 10 innovaciones que han tenido éxito comercial, nacieron en una dirección diferente. Ya estamos obteniendo respuestas a la pregunta del título: en realidad ¡da lo mismo!

En realidad Nosotros animamos a los equipos de innovación a experimentar mucho, siempre que puedan con pequeñas cosas, y siempre con los métodos y las herramientas del aprendizaje ¡listos para ser utilizados!

Cuando comenzamos a acompañar a una organización en el mundo de la innovación observamos patrones parecidos, por ejemplo: cuando hemos superado la fase de creatividad y hemos creado una lista de acciones a probar, lo que llamamos experimentos, animamos a los equipos a priorizar, pues con todo a la vez no van a poder, y … ¿qué crees que eligen lo primero? Muy habitualmente lo que les parece más asequible y racional. Si en esos momentos no interviniéramos … ¿qué resultados obtendrían esos equipos? … los previsibles. Y por tanto nada innovadores.

Ante la innovación: ¿qué camino elijo? Por favor, no importa lo que elijas, ¡mientras no sea lo de siempre!

Disfruta, prueba y sobre todo aprende … aprende … y comparte.

Feliz reflexión,

Fran Chuán

Experto en Cultura de Innovación, fundador de Dícere Global.

cultura de innovacion articulos

 

Etiquetado con →