cultura organizacional

Algunos factores concretos influyen en la formación de valores en la organización. De las muchas variables que podemos identificar, las siguiente parecen las más importantes.

Las creencias y valores de los fundadores

Toda empresa nace del impulso de una idea y dentro de esa iniciativa en expansión hay principios más o menos implícitos. Para llevar a cabo su idea, los fundadores reúnen los recursos financieros, humanos y materiales necesarios. En general, establecen la definición de la empresa, cómo resuelve los problemas, se adapta al exterior y se integra en su interior. Los fundadores no solo poseen un alto grado de determinación y autoestima, sino que también albergan unas ideas firmes de cómo funciona el mundo, los papeles de cada persona, cómo se llega a la verdad y se controla el tiempo y el espacio. Las ideas y principios del grupo fundador tienden a disiparse con el tiempo a medida que crece la empresa si no se dedica un esfuerzo especial a fomentar su continuidad. Muchas empresas que demuestran una identidad cultura especialmente fuerte han logrado conservar la coherencia y fortaleza de los valores heredados de sus fundadores.

Las creencias y valores de la dirección actual

En un momento dado, la dirección de la empresa puede decidir perpetuar, revitalizar o incluso modificar radicalmente los valores y creencias de los fundadores. Una de sus tareas consiste en gestionar el perpetuo conflicto entre la tradición y la modernidad en todos los aspectos de las operaciones corporativas. Este es u también uno de los problemas básicos de la sucesión generacional.

La legislación

Las leyes sobre el empleo, el medio ambiente, la fiscalidad, etc. de cada país afectan considerablemente a las creencias y valores de la empresa.

Las reglas del juego de cada mercado

El nivel de libre competencia de un mercado y las convenciones o costumbre aceptadas impone ciertas reglas el juego que condicionan los valores y creencias de las empresas. Una de las creencias que se ven más reforzadas por la presión competitiva es la importancia de ganar a la competencia y obtener ventajas o beneficios a corto plazo con cualquier medio necesario para conseguirlo y sin tener en cuenta los efectos a largo plazo para la viabilidad del negocio o la sociedad.

Los valores sociales predominantes en ese momento

A principios del siglo X, los valores sociales predominantes de los países desarrollados eran distintos a los de ahora, que a su vez serán diferentes en el futuro. Por ejemplo, la transparencia es un valor relativamente emergente, cuando antes lo que primaba era la confidencialidad.

La tradición cultural de cada sociedad

En toda sociedad los valores sociales y empresariales se influyen entre si. Gran parte del éxito económico d eJapón se debió a su deseo de demostrar a Occidente su fuerza colectiva, conseguida gracias a la incorporación de sus valores sociales tradicionales (como el impulso hacia la mejora continua, la armoniía, lealtad y orgullo de pertenencia al grupo)

La trayectoria de éxitos y fracasos de la empresa

Los valores y creencias de la empresa son autosostenibles cuando los resultados se consideran buenos. Si a una empresa le va bien en términos de beneficios y adopta de forma explicita valores como la sinceridad hacia sus clientes, tenderá a perpetuar ese valor como un factor esencial de su negocio. Es el factor de la fórmula ganadora. El contrario, la la empresa acumula pérdidas, es probable, o cuando menos posible, que se replantee sus sistema de valores.

La formación

Un mecanismo fundamental para modificar los valores y creencias es la formación. Cambiar los valores y comportamientos exige desaprender las convicciones irrelevantes y sustituirlas por otras nuevas. Se puede lograr mediante la asistencia a talleres o la intervención de un coach. Además de inculcar valores nuevos, suele ser importante que la empresa se centre en los valores aprendidos con anterioridad y parcialmente olvidados.

Los altos directivos con formación profesional pueden ser muy efectivos a la hora de reactivarlos y ayudan a garantizar la continuidad durante la vida de la organización. Como es evidente, sería irrealista querer promocionar valores como la sinceridad y la iniciativa mediante seminarios. El coach puede desempeñar un papel importante en ese sentido.

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de transformación cultural, valores, etc, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

 

Etiquetado con →