Las 4 dimensiones de la inteligencia emocional

El modelo de inteligencia emocional de Goleman, Boyatzis y Mckee (2009) se compone de 4 dimensiones: conciencia de uno mismo, autogestión, conciencia social y gestión de las relaciones. Una de las peculiaridades del modelo es que las 18 competencias de liderazgo que entrañan las 4 dimensiones no son cualidades innatas, sino habilidades que son desarrollables aumentando o disminuyendo la eficacia de los líderes.

La hipótesis del modelo dice que se requiere de líderes emocionalmente inteligentes, y que nunca se ha encontrado uno que domine todas las competencias. Los líderes eficaces poseen al menos una competencia de cada uno de las 4 dimensiones de la IE.

1044486_593170547384094_1952010975_n

Dimensión 1: conciencia de uno mismo

  • Conciencia emocional de uno mismo: ser conscientes de las emociones y reconocer su impacto.
  • Confianza en uno mismo: seguridad en la valoración que hacemos de nosotros mismos y de nuestras capacidades.
  • Valoración adecuada de uno mismo: conocer las propias fortalezas y debilidades.

Dimensión 2: autogestión

  • Autocontrol: capacidad de manejar adecuadamente las emociones y los impulsos conflictivos.
  • Transparencia: sinceridad e integridad, responsabilidad.
  • Adaptabilidad: flexibilidad para afrontar los cambios y superar los obstáculos que se presenten.
  • Logro: esforzarse por encontrar y satisfacer los criterios internos de excelencia.
  • Iniciativa: prontitud para actuar cuando se presenta la ocasión.
  • Optimismo: ver el lado positivo de las cosas.

Dimensión 3: conciencia social

  • Empatía: ser capaz de experimentar las emociones de los demás, comprender su punto de vista e interesarse activamente por las cosas que les preocupan
  • Conciencia organizacional: capacidad de darse cuenta de las corrientes, redes de toma de decisiones y política de organización.
  • Servicio: capacidad para reconocer y satisfacer las necesidades de los colaboradores y clientes.

Dimensión 4: gestión de las relaciones

  • Liderazgo inspirado: capacidad de esbozar visiones claras y convincentes que resulten altamente motivadoras
  • Influencia: utilizar un amplio abanico de tácticas de persuasión.
  • Desarrollo de personas: saber desarrollar las habilidades de los demás mediante el feedback y la guía adecuada.
  • Gestión de conflictos: capacidad de negociar y resolver desacuerdos.
  • Catalizar el cambio: alentar, promover y encauzar el cambio en una nueva dirección.
  • Establecer vínculos: cultivar y mantener una red de relaciones.
  • Trabajo en equipo: cooperación y creación de equipos.

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de liderazgo e inteligencia emocional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

Etiquetado con →