Definición de Inteligencia Emocional

Una de las habilidades más importantes para liderar con maestría nuestra vida profesional y personal es mostrando altas dotes de inteligencia emocional. Este concepto tiene relativamente pocos años, siendo descrito por primera vez en 1990 por Salovey y Mayer pasando desapercibido hasta que Daniel Goleman escribió el best seller “Inteligencia Emocional”, y es a partir de ahí que se populariza y lleva a que numerosos autores investiguen y escriban sobre sus implicaciones y aplicaciones en diferentes ámbitos.

La inteligencia emocional consiste en comprender las emociones propias y las de los demás, así como su aplicación a los diferentes ámbitos en los que interviene una persona. Esta habilidad puede ser definida como la habilidad para percibir y expresar emociones, usar esas emociones para facilitar las cogniciones o pensamientos, comprender las razones de las diferentes emociones y gestionar las emociones de forma efectiva n las relaciones con los demás (Mayer, Salovey y Caruso, 2000). Lo más interesante que se desprende de la inteligencia emocional es que la gente que es sensible a sus propias emociones y reconoce el impacto que estas generan en los demás, son sin duda líderes mucho más efectivos.

¿Qué puede hacer una persona para potenciar y desarrollar su inteligencia emocional?

Hay tres pasos que debe llevar a cabo:

  1. Debe reconocer sus propias emociones, y por supuesto identificar las consecuencias que estas conllevan.
  2. Debe recibir un entrenamiento a este respecto para facilitar el reconocimiento de las emociones de los demás. Cuando sabe identificar las emociones que muestran otras personas, será más probable que dé respuestas que se ajusten a las necesidades y demandas de estos.
  3. Requiere saber regular y manejar sus propias emociones. Las decisiones tienen una implicación emocional, así que cuando una persona es sensible con los demás y gestiona adecuadamente sus propias emociones, entonces favorece que las decisiones sean efectivas incluso cuando implican cambios importantes.

Las dimensiones de la inteligencia emocional

Según Goleman (1998) tenemos 5 dimensiones que trabajar para ser personas con una alta inteligencia emocional

Autoconciencia:

  • autoconciencia emocional.
  • autoevaluación adecuada.
  • autoconfianza.

Autorregulaciones:

  • autocontrol-confiabilidad.
  • responsabilidad.
  • adaptabilidad-innovación..

Automotivación:

  • motivación del logro.
  • compromiso.
  • iniciativa.
  • optimismo.

Empatía:

  • empatía
  • conciencia organizacional.
  • orientación al servicio-cliente.
  • desarrollo de los demás.
  • aprovechamiento de la diversidad.

Habilidades sociales:

  • liderazgo.
  • comunicación.
  • influencia.
  • construcción de alianzas.
  • colaboración y cooperación.
  • catalización del cambio.
  • gestión de conflictos.
  • capacidades de equipo.

La inteligencia emocional y Resulta2

En Resulta2 trabajamos de manera transversal en todos nuestros talleres y programas la inteligencia emocional. Desarrollamos y entrenamos habilidades y competencias a directivos para liderar mejor sus funciones y sus equipos, a vendedores y comerciales para entender mejor las necesidades del cliente, en coaching de equipos para mejorar la productividad y la positividad de sus integrantes, etc.

A día de hoy, una carrera, un máster o incluso muchos años de experiencia en un puesto no son suficientes para lograr el máximo desempeño, es necesario desarrollar una serie de habilidades sociales que complementan y mejoran (multiplicando) los resultados esperados.

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de inteligencia emocional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).