Para entender bien todo esto de la inteligencia emocional, y a modo de ejemplo, el libro Corleone Business School de Guillermo Haro habla de Don Corleone, un hombre con gran inteligencia emocional, explicando los cinco componentes de la inteligencia emocional y su aplicación:

El padrino

Conocimiento de uno mismo

Es la capacidad de identificar y entender las emociones de uno mismo. Por ejemplo, puntos fuertes y débiles, intereses, necesidades, motivaciones, valores y objetivos. Se caracteriza por la confianza de uno mismo y la capacidad de crítica.

El Padrino es un hombre capaz de hacer “una oferta que no podrás rechazar”. Tiene claro lo que quiere y cómo conseguirlo. Es fuerte e inteligente, lo sabe y desborda confianza.

Autocontrol

Es imposible eliminar los impulsos primarios que desencadenan nuestras emociones, pero es posible aprender a reconocerlos y controlarlos. El objetivo de este componente es evitar “ser esclavos de nuestros propios sentimientos”. Un líder con autocontrol crea un clima de confianza, piensa antes de actuar y centra las conversaciones y los esfuerzos en las materias relevantes, y no en temas emocionales completamente fuera de lugar. ¡Cuántas veces nos hemos encontrado en una reunión viendo como el grueso de la argumentación y negociación era saldar cuentas personales entre algunos de los presentes! Goleman habla de que el dominio de uno mismo suele ser contagioso, viendo en como Michel Corleone, pasa de ser un jovencito idealista e impetuosos adoptar un autocontrol incluso mayor al que tenía su padre. Guillermo Haro explica que Don Vito es un hombre en quien confiar, integro, flexible antes los cambios y con gran autocontrol, lo cual le da una ventaja competitiva frente al resto de familias.

Motivación

Napoleón decía que la motivación es una diferencia entre fuerzas de tres a una. Este componente se refiere a la existencia de elementos más allá del dinero u otras recompensas, que provoquen acciones. Normalmente pasión o interés personal. Se caracteriza por el compromiso, la consecución de objetivos y un fuerte optimismo.

El Padrino no fracasa cuando se le propone una meta. Don Vito crece con una máxima de alcanzar: escapar con vida, encontrar trabajo, mejorar su sistuación, proteger a la familia, conseguir un papel para su ahijado, vengarse de sus enemigos. La orientación al logro es clara. Existe un vinculo emocional con su trabajo y sus negocios más allá del dinero o del prestigio, que es su fuente de motivación: La familia.

Empatia

La empatía consiste en tener en cuenta los sentimientos de quienes nos rodean a la hora de tomar decisiones. Ponernos en el lugar de otros nos ayuda mucho la gestión de personas. Una organización como los Corleone no habría llegado a donde está sin un grupo de primeras espadas fieles y excepcionales en sus puestos de responsabilidad. Un ejemplo, Don Vito tiene una gran capacidad para entender su impacto en el mundo emocional de los demás, lo cual le permite saber tratar a la gente en función de los sentimientos que tienen.

Habilidad social

En este caso no se trata de conocer mucha gente (tener muchos contacto), el objetivo de crear y desarrollar esta red es poder influir en los demás. No es solo una cuestión de cantidad, sino de calidad. Don Vito es eficaz en la gestión del cambio, estratégico y es persuasivo (Tengo una oferta que no podrá rechazar), haciendo que sea un hombre de gran inteligencia emocional.

 

La inteligencia emocional en Resulta2

En Resulta2 utilizamos la inteligencia emocional en la mayoría de nuestros talleres, potenciar y desarrollar el lado no racional de nuestro cerebro es muy importante en nuestros trabajos transformacionales, pero además, tenemos un taller específico de Inteligencia Emocional amoldable a las necesidades y objetivos de las organizaciones: ventas, experiencia de cliente, equipo, etc.

¿Te ha gustado este artículo? Te recomendamos leer:

-> ¿Es posible desarrollar habilidades en online?
-> Autoconfianza en online
-> Orientación al cliente en online
-> El directivo como líder y coach
-> Equipos con relaciones y resultados extraordinarios