Captura de pantalla 2014-11-12 a las 9.33.49

Nuestra misión: democratizar el desarrollo de habilidades en las organizaciones. Casi nada.

Una visión

Las softskills o habilidades personales nos gusta definirlas en Resulta2 como aquellas competencias que no se aprenden, sino que se desarrollan y entrenan para lograr un desempeño óptimo en las empresas. Éstas son el complemento necesario a la formación técnica de carreras, másters, cursos y MBAs, y a la experiencia que dan los años en un puesto de trabajo. Habréis oído hablar de muchas habilidades, las más repetidas en blogs, talleres y seminarios suelen ser liderazgo, resolución de conflictos, comunicación eficaz, etc. Pero hay muchas otras que deben tenerse muy en cuenta a la hora de evaluar y desarrollar: innovación, iniciativa, auto-confianza, orientación a resultados, al cliente, etc.

Un viaje al pasado

Tras un trabajo de reflexión y retrospectiva de nuestra actividad como empresa de formación y coaching, nos hemos dado cuenta de que la gran mayoría de nuestros servicios han sido contratados para formar, desarrollar y entrenar a mandos intermedios, directivos y dueños de empresa.

Cuando hay algo de presupuesto para formación, las hardskills o formaciones en conocimientos técnicos (idiomas, ofimática, calidad, etc) si son accesibles para todos las personas que forman la organización. Esto ocurre porque normalmente, en comparación con las softskills, suelen salir más económicas, no precisan de espacios y tiempos puntuales (una jornada X en un día Y, que interrumpen el día a día de la empresa)  y que, por cultura, son mejor vistos a la hora de “gastar” el dinero que se tiene para formación. En cambio, si hay presupuesto, muchos de los directivos, que se suponen ya bien formados en conocimientos técnicos, suelen optar por entrenar sus habilidades directivas, de equipo o comunicativas, contratando procesos de coaching, jornadas de alineación o talleres.

En Resulta2 nos dedicamos al entrenamiento en habilidades, coaching y mentoring desde el 2007, sabiendo de su importancia en estos niveles organizativos. Pero también nos hemos dado cuenta, que si las empresas quieren destacar entre sus competidores, lidiar el cambio continuo con maestría y ser innovadores, el desarrollo de competencias no debe quedarse solo en los altos mandos organizativos, debiendo democratizarse a toda la organización ya que tendremos personas muy bien formadas y entrenadas para desarrollar su puesto con los mejores resultados posibles.

Únete

Desde Resulta2 hemos venido a cambiar ese chip de los actores que tienen en su mano el desarrollo de las personas de la organización. Responsable de formación, de recursos humanos, de cultura corporativa, dueños de empresas…queremos democratizar el desarrollo de habilidades: ÚNETE!

¿Te ha gustado este artículo? Te recomendamos leer:

-> ¿Es posible desarrollar habilidades en online?
-> Autoconfianza en online
-> Orientación al cliente en online
-> El directivo como líder y coach
-> Equipos con relaciones y resultados extraordinarios