Fuente: wikisource.org

Fuente: wikisource.org

Del aire a la empresa

¿Por qué los pájaros vuelan en bandadas? Porque las aves que siguen al líder disfrutan de un vuelo fácil. El líder rompe la resistencia del viento y los pájaros que le siguen pueden volar de forma más eficiente. Sin la conocida formación en triángulo las cigüeñas no tendrían la energía suficiente para terminar su larga migración.

En las organizaciones, muchos de los jefes, dueños y altos mandos creen que pueden seguir el mismo procedimiento. Ponerse delante para romper la resistencia. ¿Pero es así como funcionan las aves?

Si observamos detenidamente la bandada, nos daremos cuenta de que, en realidad las aves no vuelan en formación. Cada pocos minutos uno de los miembros rezagados abandona su posición, vuela hasta el frente y toma el mando, lo cual proporciona al líder anterior la posibilidad de ponerse en la cola y descansar. (ver artículo El que mucho abarca, poco aprieta)

La gente que evita hacer una carrera extraordinaria nunca llegará a líder. Deciden trabajar en una empresa y funcionar de forma intencionada como un zángano anónimo, quedándose atrás para evitar el riesgo y las críticas. Si cometen un error y siguen al pájaro equivocado pierden. Cuando en una compañía hay 1000 despidos, seguramente no lo merezcan, pero tomaron la decisión equivocada de seguir al pájaro equivocado. No era un líder, era un jefe.

La importancia del liderazgo

Aunque uno encuentre una bandada que parezca segura, en este mundo de constantes cambios cada vez cuesta más mantener la formación, y no es raro que nos encontremos con frecuencia buscando a toda prisa una nueva bandada. Por este motivo es aún más importante la capacidad de liderazgo, porque cuando tu bandada se pierde en el horizonte, quizá no haya otra cerca.

Texto inspirado en el libro de Seth Godin La vaca púrpura

Conoce más sobre liderazgo en:

 

Etiquetado con →