El problema es el miedo

miedo

¿Por qué no hay más empresas con servicios y productos extraordinarios? ¿Con experiencias de cliente de wow? ¿Por qué no queremos destacar?

Si eres extraordinario seguramente no caerás bien a algunas personas. Forma parte de la propia definición de extra-ordinario. Nadie recibe el elogio unánime. Nunca. Lo mejor, no destacar, para no ser criticado. No fracasar.

Y por si esto no fuera poco, desde pequeños nos han inculcado el fracaso.

¿Dónde aprendiste a fracasar? En primer curso. Descubriste que era más seguro encajar, pintar dentro de las líneas, no preguntar demasiado en clase y hacer caber tus deberes en el papel asignado a ellos.

Nuestras escuelas más que sitios de aprendizaje y desarrollo parecen fábricas: colocamos a los niños en filas, los ponemos por lotes (cursos y clases) y nos esforzamos en asegurarnos de que no salen piezas defectuosas. No dejamos que nadie se estanque, se quede atrás, vaya más adelantado o arme jaleo. No destacar en la escuela parecía una opción segura para salir airoso. Pero por desgracia este patrón se ha convertido en algo común en la mayoría de la gente. En la escuela nos han enseñado que al destacar irás antes al despacho del director que a Harvard.

Al final, ir a lo seguro, jugar según las reglas, parece ser el mejor modo de evitar el fracaso. Si no destaco no me critican, si no me critican me mantengo estable. Prefiero ser estable.

La virtud de lo extraordinario

1377585_648513681849780_18078332_n

Salirse de lo común, pensar diferente, actuar diferente te llevará a lugares que nunca imaginaste, a resultados que nunca habrías creido ser capaz de conseguir.

Jon Spoelstra , en Marketing Outrageously, señala la paradoja de ser extraordinario. En los malos tiempos, tu jefe y sus homólogos te dirán que no pueden permitirse ser extraordinarios. Despues de todo, deben mostrarse conservadores e ir a lo seguro, pues no tienen el dinero que les permita cometer un error. En los tiempos buenos, sin embargo, las mismas personas te dirán que te relajes, que te lo tomes con calma, que pueden permitirse ser conservadores e ir a lo seguro.

Una buena noticia

8011_550880434946439_806946663_n

Ver como la gente piensa, las creencias que tienen, los miedos son ahora una oportunidad. Facilitan el trabajo. Los que quieran ser extraordinarios y lo consiguen no tienen mucha competencia a su alrededor y por tanto el camino de crecer y destacar es mucho más sencillo. Mira Apple, Amazon, Google…

En Resulta2 trabajamos cada día para hacer de nuestros servicios y nuestra experiencia de cliente algo extraordinario. Nos reintentamos, destacamos, luchamos, por no ser uno más del montón, sin miedo a fracaso.

Lo aburrido conduce al fracaso. Y nosotros no tenemos nada de aburridos.

 

Post basado en los valores y restos de Resulta2 mezclado con en el libro La vaca púrupura de Seth Godin.

Etiquetado con →