Confianza deriva del latín y significa “con fe”; en ocasiones cuando queremos cambiar una situación que no nos gusta buscamos la solución “fuera de nosotros” sin darnos cuenta que la clave está dentro de cada uno… en el nivel de confianza nuestro y también, como no, en los demás.

Snyder define la confianza de una manera más específica como

En muchas ocasiones, en Resulta2 nos hemos encontrado con personas tremendamente capaces y con un elevado potencial que sin embargo no eran capaces a priori de dar sus primeros pasos por falta de auto confianza… creen que teniendo una “herramienta” será suficiente pero cuando la tienen… ¡no avanzan!

La pregunta entonces es ¿qué podemos hacer para desarrollar esa confianza vital en nosotros mismos? … en un trabajo sobre liderazgo transformacional de la Universidad Nacional de Rosario, de la Facultad de Economía, se comparaba la confianza con un jardín.. necesitas plantar las semillas, nutrirlas y arrancar las malas hierbas para que crezca.

mente fertil

Plantar las semillas

El primer paso para desarrollar y fomentar la confianza es crearnos un desafío, un reto. No tiene que ser desde el principio algo muy ambicioso… puede ser algo que habías dejado postergado, un pequeño cambio en tu imagen, un mínimo cambio en tus disciplinas, etc.… algo que te permita conseguir al principio un pequeño triunfo.

Nutrir el jardín

Buscar el feedback positivo siempre que esté justificado, usar elogios y refuerzos positivos, ayudar a otros a resolver problemas, desarrollar nuevas miradas al pasado…todos son recursos que pueden ayudarnos a hacer crecer y reforzar esa confianza.

Arrancar las malas hierbas

El principal enemigo de nuestro jardín es nuestro propio diálogo interno cuando lo hacemos negativo con todas las emociones y sentimientos que ello nos conlleva. Cuando nos centramos en las emociones negativas no podemos concentrarnos en otras cosas

Necesitamos tener confianza para no ceder a las presiones de un entorno cambiante, para aceptar la responsabilidad de nuestro futuro , para evitar actitudes derrotistas que en nada favorecen nuestra vida, para superar los desafíos y mantenernos firmes aun a pesar de los contratiempos, para saber que llegaremos a conseguir lo que queramos de nuestra vida, incluso a veces a pesar de nosotros mismos.

¿Cuándo fue la última vez que regaste y arreglaste tu jardín?

 

Etiquetado con →