En el artículo anterior “La metáfora del baloncesto para explicar los equipos transversales (I)”, hablábamos de las formas de trabajar actuales en las empresas medianas y grandes, en las que se juntan personas de diferentes departamentos a generar un proyecto de duración determinada. Hablamos también de sus necesidades y objetivos para lograr los fines encomendados, de las dificultades que se encuentran a la hora de realizarlos y de nuestra visión metafórica del proceso.

Nosotros, en Resulta2, utilizamos la metáfora del baloncesto, específicamente la de un torneo de clasificación para el mundial, para hablar del proceso que sigue, de forma genérica, cualquier equipo de estas características; comprobando que las similitudes ayudan a entender nuestra metodología de trabajo a la hora de mejorar la productividad y positividad de sus integrantes, obteniendo resultados que antes creían imposibles.

estrategia

¿Cuáles son las fases?

Convocatoria

En esta fase, se seleccionan a los participantes que van a formar dicho equipo, se seleccionará a los mejores, será una fase de motivación en la que los seleccionados se sentirán como auténticos elegidos. Se les elegirá por sus conocimientos y aptitudes.

Además de seleccionar a los participantes, se definirán cuales van a ser los recursos, las necesidades, fechas, etc, necesarias para la realización del proyecto. En definitiva, todo lo necesario, para dar comienzo al proyecto.

Concentración y entrenamientos

Aquí se construyen los equipos, estos pasan de ser un grupo de individuos con distintas competencias técnicas y emocionales a alinearse para formar un grupo, un equipo.

El objetivo es conseguir la integración de todos los miembros, para llevar a cabo el objetivo común. Dentro del equipo, se consiguen resultados que de forma individual, no se conseguirían.

En estos equipos se debe llevar al máximo de productividad y positividad. En productividad se deben lograr los resultados, la realización de las tareas y se debe mantener el rumbo para alcanzar los objetivos, en el caso de la positividad, las interrelaciones de los miembros, serán la clave, para estimular la creatividad, innovación, agilidad y gestión del cambio.

El Partido

Es la fase de ejecución en la que el equipo se enfrenta a la consecución del objetivo para el que se creo dicho equipo. Es la hora de poner a prueba todas las habilidades, tanto individuales como colectivas, que se trabajaron anteriormente

Al tratarse de un proyecto único, no existe una experiencia previa, por lo que se genera una situación de tensión, por situaciones imprevistas, por incidencias, por frustración, que debe afrontarse de la mejor forma, esta será generando mecanismos y relaciones dentro del equipo que permitan resolverlas de la forma más sencilla, por lo que es muy importante, la fase 2, donde se empieza a crear el correcto manejo de diferentes situaciones.

La Victoria

Esta es la última fase, y aquí se disolverá el equipo. Antes de esto se procederá a reconocer el logro y a celebrarlo, a evaluar el cumplimiento de los objetivos que se establecieron, viendo cuales son los puntos fuertes y cuales los aspectos que se deben mejorar, así como analizar el proyecto desde la perspectiva de las personas que participaron (actitud, cohesión, autoeficacia,etc.)

Este análisis será beneficioso para facilitar el desarrollo de posibles proyectos que se realicen en el futuro.

 

En Resulta2 trabajamos en las tres fases, pudiendo actuar en la selección de las personas más adecuadas para el proyecto, con nuestras novedosas formas de evaluación, en la concentración y entremamientos, desarrollando un equipo con relaciones y resultados extraordinarios, mediante la Fórmula R, en el partido, como entrenadores internos, o incluso formando a una persona, como facilitador del equipo, que pueda ejercer de coach del partido con las mejores habilidades para llevar a la victoria deseada, es decir, lograr los objetivos del proyecto y ceder el testigo al siguiente equipo.

 

campo de baloncesto

 

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de dirección de equipos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

Etiquetado con →