Un equipo transversal, no natural o de proyecto surge por la necesidad de que determinados proyectos sean compuestos por profesionales de diferentes áreas, departamentos e incluso empresas. Cada componente del grupo aporta los conocimientos de su especialidad para conseguir resultados que quieren contar con una visión de 180º.

En Resulta2 vemos este tipo de proyectos transversales se pueden explicar muy bien con una metáfora deportiva, en la que se comprara con una fase clasificatoria de la selección de baloncesto.

equipos transversales

¿Por qué esta metáfora?

Hemos elegido el baloncesto porque aunque el deporte no puede cambiar el mundo, si es eficaz a la hora de descifrar la conducta del ser humano y su respuesta ante los desafíos que se encuentra. Motivos:

  • El baloncesto es deporte de equipo.
  • Es un deporte muy técnico que no puede jugar cualquiera, ni en cualquier lugar.
  • El entrenador puede pedir tiempos muertos para re-orientar al equipo durante el partido.

Y no hay que olvidar que:

  • El  objetivo de esta selección es clasificarse y entregar el testigo a los que jugarán la fase final.
  • Los jugadores son seleccionados de diferentes clubes, que son quienes les pagan.
  • Dedican tiempo parcial a la selección, son llamados cada cierto tiempo cuando hay partido clasificatorio.

El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos.

Michael Jordan

¿Cómo es un equipo en fase de clasificación?

Se concentran, junto con su entrenador para conocerse, crear equipo, construir confianza y entrenar conceptos técnicos. Con cada partido clasificatorio van creciendo como equipo, y realizando logros que les acercan a la clasificación.

Su entrenador simultanea dos tareas:

  • Conceptos técnicos.
  • Construcción y crecimiento del equipo.

¿Cúal es el objetivo?

Construir lo que denominamos un equipo E.R.R.E (Equipo con Relaciones y Resultados Extraordinarios) que debe:

  • Transformar los actuales grupos de innovación en equipos de alto rendimiento.
  • Incrementar la comprensión y comunicación del equipo.
  • Profundizar en el compromiso del equipo.
  • Establecer la filosofía, principios y herramientas de mejora.
  • Lograr equipos de alto desempeño: aquel que consigue un elevado nivel de resultados con una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes.
  • Conseguir equipos cohesionados, integrados, motivados y productivos para conseguir el éxito.

En la próxima entrada hablaremos de la primera fase, crítica, ya que se trata de la convocatoria, donde se decide que jugadores serán los idóneos para lograr la victoria.

Si te sientes alineado/a con nuestro discurso, y quieres saber más sobre lo que hacemos en temas de dirección de equipos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del 91 277 59 52 o rellenando tus datos en el siguiente formulario:

Tu mensaje


Esta sencilla cuenta sirve para garantizar que eres humano y no un robot enviando spam
(*) Acepto la política de privacidad (ver abajo).

Etiquetado con →