camino del éxito

El Cociente Intelectual (CI) solo predice entre el 4 y el 10% del éxito profesional, eso deja fuera otros factores, uno de ellos es la Inteligencia Emocional (IE)

Las habilidades que distinguen a personas sobresalientes en cientos de organizaciones ¿Cuantas de esas habilidades se basan en el CI y el conocimiento técnico, y en habilidades puramente cognitivas y cuantas en la IE?

Resulta que para todo tipo de trabajos, a la hora de diferenciar a las estrellas del resto, la IE tiene el doble de importancia que las habilidades cognitivas.

A mayor nivel en la organización, mayor es su importancia, así que para los líderes de primer nivel, en esos modelos de competencias, el 80-90% de las habilidades pertenecen a la IE.

No es que el CI y el conocimiento técnico no importen, sino que son simplemente habilidades básicas. El CI es el indicador más fuerte de qué el trabajo puede obtener y mantener una persona, sin embargo, una vez que estas contratado no predice quien será un trabajador sobresaliente, quien un líder: todo eso tiene que ver con la IE, con como nos manejamos, y cuan efectivos somos en las relaciones personales.

Hay una habilidad cognitiva que aparece una y otra vez, como indicador de líderes sobresalientes, es lo que llamaríamos “pensamiento global”, “reconocimiento de patrón” o “pensamiento de sistemas”, consiste en entender la importancia de una decisión actual dentro de 5-10 años, o quizá de manera más significativa, qué visión estratégica deberemos tener para avanzar.

Una vez que tienes tu plan estratégico, una vez que sabes hacia donde vas, el problema es el siguiente: solo puedes llegar allí por medio de las personas. Para ejecutar ese plan, esa estrategia, necesitas persuadir, inspirar, escuchar, comunicar, motivar, y esas son competencias de la Inteligencia Emocional.

Daniel Goleman, 1995

 

PageLines- Inteligencia_Emocional_616.jpg

 

 

Etiquetado con →